Sáb. Oct 23rd, 2021

Dos empleados de la Agencia Federal de Prisiones de EE.UU., que estaban encargados de vigilar al depredador sexual Jeffrey Epstein la noche en que se suicidó en una cárcel de Nueva York, admitieron haber falsificado los registros respectivos, según informó este viernes AP.

De acuerdo con la investigación, Tova Noel y Michael Thomas estuvieron durmiendo o navegando por Internet en lugar de monitorear a Epstein la noche en que se quitó la vida, en agosto de 2019, mientras esperaba ser juzgado por tráfico sexual.

Los oficiales admitieron que «deliberadamente y a sabiendas» mintieron en los registros de la prisión para que pareciera que habían hecho los controles necesarios. Ambos estaban trabajando horas extras debido a la escasez de personal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *