Sáb. Oct 23rd, 2021

James Sakara, de 22 años, era un pastor de la iglesia Sion, una congregación cristiana de Zambia. El hombre hoy es tristemente famoso tras encontrarse su cuerpo sin vida. Sakara quería demostrar a los feligreses que tenía la capacidad de emular la resurrección de Jesucristo, pidiendo que lo enterraran vivo en el suelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *