Mié. Oct 27th, 2021

William Atkinson, de 34 años, recibió una llamada por FaceTime de su esposa, no identificada por la policía, y cuando respondió vio cómo la mujer estaba en pleno acto sexual con otro hombre.

 

Lleno de furia, le pidió a un amigo que lo llevara al estacionamiento donde estaba la mujer, en el hotel Best Western de Somerset. Allí todavía estaba la cónyuge de 32 años, con quien se había casado hace tres.

Según el reporte policial publicado por el Daily Mail, Atkinson comenzó a golpearla y darle patadas, y también agredió al presunto amante, que huyó del lugar.

Los agentes que llegaron allí indicaron que la mujer quedó con graves hematomas y con un profundo sangrado en la nariz y la boca, “luchando por respirar y pidiendo ayuda”.

No obstante, también indicaron que estaba “extremadamente intoxicada” y poco cooperativa.

Por su parte, Atkinson quedó detenido y explicó furioso que la víctima fue quien lo “incitó” con las videollamadas explícitas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *